NEWSLETTER

NEWSLETTER SEPTIEMBRE
NEWSLETTER AGOSTO
 

YOY: REALIDAD VIRTUAL COMO UNA EFICIENTE ALTERNATIVA DE CAPACITACIÓN Y APRENDIZAJE PARA LA INDUSTRIA MINERA

La startup nacida en 2013 busca optimizar la capacitación de las empresas, replicando virtualmente la maquinaria y el lugar de trabajo y permitiendo que las personas puedan aprender en cualquier lugar y repetir tantas veces como sea necesario las situaciones que necesiten reforzar.

“Ayudamos a las empresas e instituciones educativas a mejorar el aprendizaje mediante simulación y realidad virtual, aumentando la eficiencia operacional, reduciendo costos, tiempos de capacitación e incidentes”. Así describe a su empresa Juan Reyes CEO & CoFounder de Yoy. Con casi 10 años en el mercado y un catálogo de 20 productos, la startup ha logrado ser una alternativa atractiva en distintos países de Sudamérica y Europa, siendo las empresas del sector minero sus principales clientes debido a que tienen una alta demanda de personal calificado que debe operar costosos equipos.

“Cada día es más complejo atraer y retener talento. Hay trabajos donde es muy complicado capacitar a las personas porque usan equipamiento muy sofisticado u operan en un entorno muy complejo. Con un enfoque de aprender haciendo en entornos virtuales, ayudamos a enseñar tareas de distinto nivel de complejidad: desde cómo utilizar un extintor hasta cómo programar un sistema de detonación de explosivos u operar una sofisticada maquinaria pesada con realidad virtual”, explica Juan Reyes, asegurando que Yoy permite a las empresas prepararse para el futuro y beneficiarse de las tremendas ventajas que ofrece la realidad virtual y el metaverso, aumentando el impacto y eficiencia de su capacitación.

¿Cuál es su principal propuesta de valor? ¿En qué se diferencian con otras soluciones existentes?

El enfoque tradicional para enseñar tiene muchos puntos ciegos, que nosotros abordamos mediante simulación. Por ejemplo, sumergimos a la persona en un entorno virtual, donde puede equivocarse e incluso vivir accidentes. Para que luego, pueda aplicar todo ese conocimiento al mundo real. Si estoy operando un camión en un simulador, puedo ver qué ocurre si me excedo en velocidad, hago un mal uso de los frenos e incluso vivir virtualmente un volcamiento. Si estoy trabajando en altura, puedo ver qué ocurre cuando el equipamiento está en mal estado e incluso caer al vacío. Ese tipo de aprendizaje, aunque sea en un entorno simulado, gatilla emociones y puede influir con mayor fuerza en las decisiones que tomaré en la vida real. Todo esto se traduce en una capacitación más efectiva, en trabajadores mejor preparados y que toman mejores decisiones, impactando no solo en la productividad, sino que también en la seguridad de ellos y sus colegas.

En cuanto a la diferenciación, nuestros simuladores son muchos más compactos que otras alternativas. No requieren de una sala llena de pantallas o de un contenedor, dado que el visor cubre completamente el campo visual del operador. Por otra parte, somos un fabricante local de simuladores, lo que ofrece un beneficio inmediato: nuestros tiempos de respuesta son más rápidos y podemos entender de mejor manera a los clientes.

¿Con qué clientes han trabajado hasta ahora y cuál ha sido su principal aporte?

En Collahuasi, a más de 4,000 metros sobre el nivel del mar, tenemos instalado un simulador de camión minero desde el año 2019. Ha permitido apoyar en su proceso de formación de operadores, mediante un sistema que les permite entrenar una y otra vez el proceso de carga, descarga, así como también afrontar fallas y eventos inesperados que, al ser vividos virtualmente, les permiten llegar más preparados a operar un camión real.

El caso de Enaex también es muy interesante. Los apoyamos con simuladores de sistemas de detonación, así como también simuladores para equipamiento de fabricación de explosivos. A veces combinamos realidad virtual con elementos físicos de hardware para lograr una experiencia con alto nivel de realismo y efectividad. Mediante este tipo de capacitación ellos han logrado preparar a su personal con mayor velocidad, reducir viajes y complejidades logísticas, así como también recopilar datos para seguir mejorando sus procesos. Ha sido tan exitosa la implementación de esta tecnología, que nuestros productos han comenzado a utilizarse en distintos lugares del mundo donde opera Enaex, siendo traducidos a otros idiomas y generando un impacto positivo no solo a nivel local.

¿Cuáles son sus metas para el corto/mediano plazo?

Este año lanzaremos una nueva línea de simuladores para minería subterránea, para facilitar la formación de operadores de LHD, Jumbo y manipulador telescópico. Al igual que muchos otros de nuestros productos, por primera vez este tipo de productos son fabricados en nuestro país. También estamos trabajando en levantar capital para consolidarnos y expandirnos hacia EEUU.

Quisiéramos que en el mediano plazo nuestros simuladores se conviertan en la alternativa más eficiente y flexible para formar al talento minero, permitiendo a través de un mismo sistema, que las personas aprendan desde las normas de seguridad, hasta operación de maquinaria pesada.

¿Algún hito/reconocimiento/iniciativa que quisieran destacar de este año?

Nos llena de orgullo haber sido incluidos en el top 100 de startups chilenas por Forbes Chile.
Así como también haber sido becados a inicio de año por la aceleradora Innouvo, en Bostón, lo que nos permitió rápidamente lograr nuestra primera venta directa hacia EE.UU.

Muchos de nuestros clientes son PYMEs, lo que nos llena de orgullo. Hemos logrado que tecnología de punta pueda ser accesible y utilizada a lo largo de todo el país. Además de trabajar con grandes empresas, trabajamos con liceos industriales, centros de formación técnica, OTECs, entre otros. Personas mejor capacitadas pueden acceder a mejores trabajos y aumentar sus remuneraciones, lo que consideramos un tremendo aporte. Por otra parte, nuestro equipo sigue creciendo y eso genera oportunidades para quienes quieran ser parte de esta revolución tecnológica.