NEWSLETTER

NEWSLETTER MAYO
NEWSLETTER ABRIL
 

The Copper Mark: trabajando por un cobre verde

Por Hillary Amster, The Copper Mark.

La pandemia mundial generada por el COVID 19 ha demostrado la importancia de tener sistemas que permitan responder ante cualquier emergencia. Hoy contar con prácticas responsables y validadas para el desempeño en el lugar de trabajo, los trabajadores, contratistas y temas ambientales se vuelve un tema fundamental.

En este contexto surge The Copper Mark, una iniciativa que nace de la International Copper Association (ICA), pero que desde diciembre de 2019 funciona como entidad autónoma y que está inspirada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Su objetivo es abordar la necesidad del mercado de tener un sistema completo y confiable para demostrar la producción responsable de cobre. Se trata del primer y único sistema de verificación fidedigna de producción responsable de cobre.

Una de las garantías de The Copper Mark, es que fue diseñado para y en participación con la industria del cobre, con el objetivo de demostrar y mejorar la contribución de ésta al desarrollo sostenible a lo largo del tiempo. Para ello se realiza una evaluación del desempeño de las minas de cobre, las refinerías y fundiciones en función de los criterios de producción responsable y la verificación del desempeño a través del Proceso de Garantía de Copper Mark.

Se trata de un programa voluntario abierto a todos los miembros de la industria minera y, que busca expresar el compromiso de un productor de cumplir con los estándares de sostenibilidad de la industria en sus prácticas operativas.

La iniciativa contempla cinco principios básicos: pragmatismo, con el fin de asegurar un proceso realista, implementable y adecuado; inclusividad, permitiendo que el proceso de aseguramiento está disponible para todos los productores de cobre, fundiciones y refinerías, sin importar el nivel de avance que ya hayan logrado hacia la sostenibilidad ni el tamaño de sus operaciones; reconocimiento, logrando identificar los distintos sistemas existentes de estándares, esquemas de emisión de informes, certificaciones o sistemas de aseguramiento externo de la gestión, para evitar la redundancia y promover el uso de dichas iniciativas; gradualidad, donde se reconoce que se requiere un período de implementación para lograr la plena conformidad con los Criterios de Copper Mark para la producción responsable; y mejora continua, en la que The Copper Mark monitorea el avance global de las mejoras a la luz de los Criterios de Copper Mark, mediante revisiones anuales del nivel de implementación de las acciones de mejora.

El objetivo de the Copper Mark es ambicioso pero alcanzable: mejorar la industria en su conjunto, alentando a la gran mayoría de los productores a participar en este proceso. La esperanza es que en 3 a 5 años una parte significativa de ellos participe en esta iniciativa, y no solo desde las grandes empresas, sino también llegar a los pequeños y medianos productores. El propósito no es simplemente distinguir las compañías con mejor desempeño, sino llegar al grueso de la industria para generar el mayor impacto positivo.

Chile es el mayor productor de cobre a nivel mundial y esto significa un gran orgullo pero también una gran responsabilidad. Hoy el mundo está exigiendo un suministro responsable de minerales y metales y el futuro de nuestra industria depende de ello. Por eso los invito a sumarse a esta iniciativa, a hacer un esfuerzo que sin duda va a ser altamente recompensado en el futuro, tanto al interior de sus empresas como en las comunidades y el mundo en general, que exige y espera de cada uno de nosotros un aporte para tener un futuro más limpio y sustentable.