NEWSLETTER

NEWSLETTER SEPTIEMBRE
NEWSLETTER AGOSTO
 

THE COPPER COMPANY CONQUISTA EL MUNDO CON SUS TEXTILES ANTIMICROBIALES

Sin duda la pandemia ha sido una gran oportunidad para esta empresa chilena que desde hace más de 7 años apostó por el desarrollo de textiles en base a cobre por sus propiedades antimicrobiales y su impacto para la salud.

Hoy la crisis sanitaria llevó a consagrar su tecnología, investigaciones y validaciones tanto en Chile como en el mundo y su fundadora, Luz Briceño nos cuenta cómo han enfrentado este proceso.

“Mi nombre es Luz Briceño, me considero una mujer inquieta y con ganas de dejar un aporte al planeta”. Así comienza la descripción en Linkedin de esta diseñadora de vestuario que partió su carrera profesional en España diseñando alta costura y que la cambió por el mundo de la ciencia y moda al crear The Copper Company. Una empresa formada por tres mujeres que, junto a biotecnólogos, ingenieros e infectólogos, ha logrado desarrollar tecnología textil a base de cobre por su propiedad antibacteriana, que sirve para combatir virus, bacterias, ácaros y hongos y que ha sido un hit en estos tiempos de pandemia, agregando a algunos textiles acabados nanotecnológicos de vitamina, principalmente de Vitamina D para aquellas personas con déficit de ésta y Vitamina E para combatir escaras.

The Copper Company ha logrado que su tecnología textil con base a cobre llegue a distintos mercados, logrando presencia en 18 países del mundo, a los cuales han exportado un número elevado de mascarillas principalmente en estos últimos meses, el producto estrella del momento.

Conversamos con Luz Briceño, Co Founder de esta empresa chilena que brilla en el mundo y que ha colaborado a posicionar al cobre como un material que es realmente ideal para combatir los virus y bacterias. Ella es luz de innovación.

A un año y medio del estallido del coronavirus que llevó al mundo a encerrarse producto de esta pandemia, ¿cuál es su visión de cómo el planeta ha enfrentado en general esta crisis sanitaria y cuáles son los principales desafíos que tienen por delante a partir de esta realidad?

Esta pandemia nos tomó por sorpresa. Si bien desde hace años centíficos advertían de una potencial pandemia a nivel mundial nunca pensamos que iba a llegar tan repentinamente. The Copper Company lleva 7 años trabajando en investigación y tecnología textil en base a cobre, entendiendo el beneficio de este material para combatir bacterias, virus, ácaros y hongos.

Hoy enfrentamos una crisis sanitaria a nivel virus, el día de mañana puede ser bacteria u otro. Para nosotros ha sido una oportunidad porque teníamos material, investigación, certificaciones, testeos en laboratorios que respaldaban todo nuestro trabajo y nuestros productos.

¿Cómo han logrado captar las oportunidades para ir innovando en las tecnologías y productos que ofrecen?

El core business o la visión de The Copper Company es generar tecnología textil en base a problemas que hoy vemos en el mundo y frente a eso generamos soluciones y tecnología que hemos patentado y elaborado junto a un equipo multidisciplinario.

Hemos usado el cobre como hilo conductor sin perder de vista otras problemáticas, por ejemplo, el zika, que hoy afecta a 61 países. Hemos desarrollado textiles antimosquitoscon cobre, osea un textil con dos propiedades en una sola capa. También desarrollamos una tecnología incorporando a nuestras telas con cobre, procesos de nanotecnología en acabado con vitamina D para las personas que tienen déficit de ésta en su cuerpo.

Estamos alerta a problemas que ocurren llevando a los textiles a cumplir una doble función además de su uso ordinario. Este además puede ser un escudo antimicrobial; de apoyo para incorporar la vitamina D a través de la piel de una manera controlada para personas con deficit de esta vitamina como es el caso de esta nuestra última innovación, entre otros.

¿Dónde tienen puesto el foco hoy día: hospitales, minería, hogar o diseño/deporte? ¿Alguno en especial?

El textil tiene muchísimos y variados usos, es por ello que nuestro foco está en hospitales, minería, hogar, deporte además de incorporar el diseño.

Tenemos años de experiencia y de estudios además constantemente hacemos validaciones clínicas de cada innovación. Hoy estamos haciendo una validación clínica en una UCI en un hospital de Iquique, con un infectólogo, en el que queremos demostrar cómo los textiles dentro de la UCI -sábanas, ropa paciente, ropa del doctor, entre otros-, podría bajar significativamente la carga de bacteria resistentes a antibióticos.

Por otro lado estamos haciendo una validación clínica con la Fundación Debra, quienes acogen a personas con piel de cristal y bajos nivéles de vitamina D. Ahí queremos demostrar cómo a través del uso de un pijama hecho con cobre y acabado nanotecnologico de VitD, podría ayudar a reducir las infecciones generadas en su piel, y en forma simultánea , llevar su niveles de vitamina D a un equilibrio.

Durante años trabajamos con Rosen, en el desarrollo de una línea de productos textiles para la cama con cobre. La que este año 2021 fue lanzada al mercado.

¿Cuál es el producto estrella de The Copper Company en cada uno de estas secciones que abordan?

Producto de la crisis sanitaria actual nuestro producto estrella es la mascarilla. Hemos vendido un alto número además de la exportación a más de 18 países. Desarrollamos también productos de hospital, como ropa médica y sábanas de hospitales. Para el mundo del descanso, desarrollamos almohadas, cubrecolchones y sábanas. Estos productos los vendemos en Estados Unidos a través de Amazon.

Actualmente estamos haciendo productos para bebés, bandanas para hacer deporte que también se pueden usar como mascarilla, guantes táctiles con cobre que son touch para el teléfono y tienen la propiedad antimicrobial al mismo tiempo.

¿Cuántas personas trabajan en The Copper Company, dónde crean, innovan y elaboran los materiales?

Somos 12 personas en la oficina y fabricamos los textiles en Chile. El hilado lo producimos en China, porque acá no existe la infraestructura para extruirlo con micropartículas de cobre. Los acabados con nanotecnologia lo hacemos junto al Departamente de Biotecnología de la Universidad de Santiago.

En la medida que hemos tenido más demanda, hemos contradado más gente. Contamos con dos oficinas en Av. Las Condes, ahí está el equipo de ventas, diseño, marketing, post venta, packaging y el resto lo externalizamos. Los talleres de confección son satelitales. Los equipos de investigación también son externos. Desde el infectólogo de la Clínica Alemana, Fundación Debra, UDD, y las validaciones clínicas las hacemos con quienes según lo que vayamos requiriendo.

¿Quiénes han sido sus principales aliados y clientes?

Nuestro principal aliado fue Codelco, primera empresa en apostar en este proyecto. Hoy trabajamos de la mano con Rosen y Codelco.

En Chile le hemos vendido a muchas empresas como al Metro de Santiago, Abermarle, Empresas Torre, DirectTV, Scotiabank, Naciones Unidas, -todo esto en cuanto a mascarillas- y bueno a muchísimas más.

¿Cuánto han aumentado las ventas o cuánto han crecido durante el último año?

La empresa ha crecido bastante en el último tiempo, hoy los beneficios del cobre se ha posicionado en el pensamiento de las personas. Se sabe que es un material antimicrobial, que ayuda a prevenir infecciones, bacterias, ácaros, hongos, lo que ha sido súper bueno. Hace 7 años nos decían : “qué interesante”, pero a raíz de la pandemia, ha habido un interés global donde nos escriben personas de todas partes con interés en nuestros desarrollos para introducirlos en sus mercados, lo que ha sido muy positivo para nosotros.