NEWSLETTER

NEWSLETTER OCTUBRE
NEWSLETTER SEPTIEMBRE
 

Por una minería de menor escala más competitiva y con proyección

Por Robert Mayne-Nicolls, Vicepresidente Ejecutivo de ENAMI

La minería es una industria que constantemente se desafía a sí misma en materias de eficiencia y sustentabilidad. Y para seguir construyendo su futuro, y con ello su contribución al desarrollo de Chile, es clave la innovación y la tecnología.

Precisamente hoy estamos viviendo un escenario que nos exige avanzar en afianzar una industria competitiva y sostenible. Por ello, nuestro foco debe estar en la cadena de valor, de modo de trabajar alineada y efectivamente en la producción responsable de cobre, con una trazabilidad que garantice el cumplimiento de los requerimientos de un mercado cada vez más comprometido con estas materias.

En esa línea, la gestión de la Empresa Nacional de Minería (ENAMI) ha evolucionado de la mano de una convicción basada en sus principios fundacionales. Una labor que ha contribuido con la formalización y desarrollo sustentable de la minería de menor escala durante 60 años y que, mediante un sistema único de empadronamiento de los productores mineros de menor escala, cuenta con la trazabilidad del origen de los minerales que se reciben y benefician en los planteles de la estatal.

Y con el claro propósito de seguir apoyando la proyección de este rubro, que a lo largo de esta pandemia ha demostrado ser clave para la reactivación económica de más de medio centenar de localidades, ENAMI está tomando las decisiones necesarias para la mejora continua y modernización de sus procesos. El objetivo es estimular los alcances que la innovación puede ofrecer en términos de productividad, reducción de costos, abastecimiento sostenido y en una operación segura y en armonía con su entorno.

En este camino, ENAMI se ha propuesto establecer espacios de colaboración y asociatividad con instituciones y centros de pilotaje dedicados a la innovación para el sector minero de menor escala. Es así como actualmente explora esta veta disponiendo de sus instalaciones para probar tecnologías y soluciones a escala industrial en hidrometalurgia, lixiviación, procesamiento de minerales sulfurados y, también, en el control de emisiones.

El caso más reciente es el convenio suscrito con el Centro Integrado de Pilotaje de Tecnologías Mineras (Ciptemin), a través del cual la empresa dio un nuevo paso en la aceleración de la transferencia tecnológica hacia la minería chilena. Un hecho concreto que también le insta a explorar la posibilidad de diversificar su cartera de producción.

Es así como el litio hoy asoma como el protagonista de los próximos años, con un proceso de licitación pública en curso para la prospección hidrogeológica de sus pertenencias mineras en los salares Infieles y Aguilar en la región de Atacama, ENAMI impulsa su estrategia de desarrollo del litio. Fomentar la minería no metálica es una tremenda oportunidad, pues no solo permitirá avanzar hacia la diversificación de su cartera productiva, sino que también presenta un escenario positivo para la configuración de encadenamientos productivos regionales, generando un significativo aporte en el progreso de las economías locales.

De esta manera, ENAMI proyecta su rol de fomento hacia nuevas oportunidades de competitividad, eficiencia y sustentabilidad de la minería de menor escala, entendiendo que la innovación es un proceso permanente que debemos profundizar y potenciar para la formación de capital humano especializado en el desarrollo de la industria.