Mauro Valdés abre III Cumbre Tecnológica en Minería destacando potencial energético de Chile

El presidente ejecutivo de Corporación Alta Ley dio inicio al evento poniendo hincapié en el rol de la minería como agente catalizador de la innovación y la productividad, asegurando que será el conocimiento, construido sobre la base de la explotación de recursos y ventajas naturales, lo que llevará a Chile al desarrollo. Asimismo, subrayó el potencial económico del cruce minería-industria energética, destacando la posición ventajosa del país para la generación de energía solar.

Economía circular, cobre verde, recuperación de valor de relaves y uso de hidrógeno para la electromovilidad fueron los principales temas abordados durante esta jornada en la III Cumbre Tecnológica en Minería, organizada por CORFO con el apoyo de Alta Ley. Académicos, representantes de empresas e investigadores del mundo público y privado fueron los encargados de abordar las nuevas tendencias en innovación y desarrollo del mundo minero, cuyo objetivo es apalancar la productividad de la mano de una economía más sustentable.

Mauro Valdés, presidente de la Corporación Alta Ley – cuya hoja de ruta para el desarrollo tecnológico de la minería engloba estas temáticas – dio inicio a las presentaciones, destacando el rol de la minería como elemento de tracción de la innovación y la productividad, en particular en el desarrollo de tecnología. “La digitalización requiere de cobre, de litio; la energía renovable -y todas las tecnologías que revolucionan nuestro mundo actualmente- son intensivas en el uso de minerales. Pero más allá de eso, la transición a una economía sustentable pide a la minería unirse a esos paradigmas e integrarlos a sus procesos”, declaró Mauro Valdés.

El ejecutivo agregó que la transformación energética en particular aumentará la productividad minera como nunca antes, dado que impacta positivamente al 20% de los costos de operación. “En ese espacio de intersección entre minería y la industria energética tenemos un ámbito gigantesco para desarrollar nuevas tecnologías, innovaciones, pero también para la instalación de nuevas industrias”, destacó. En ese sentido, aseguró que las empresas intensivas en consumo energético a nivel global ya están empezando a mirar al Desierto de Atacama como un lugar idóneo para instalar sus faenas productivas, debido al potencial energético solar.

El presidente ejecutivo de Alta Ley destacó además las iniciativas de Corfo para el desarrollo del Centro de Economía Circular y el Instituto Chileno de Tecnologías Limpias, ambos en proceso de licitación. “El potencial energético de nuestro país constituye una oportunidad gigantesca: tenemos el desierto con las mayores radiaciones solares del mundo. Hoy día producir energía fotovoltaica es 20% más eficiente en Chile que cualquier otro país del mundo, no solo por la alta radiación, sino que por temperatura, espacio disponible y altura. A 50 años de la llegada del hombre a la luna, la transición energética, sobre la base de la minería, puede ser nuestro propio “viaje a la luna””.

Valdés cerró su presentación haciendo un llamado a seguir desarrollando una minería que apalanca el conocimiento, “y que nos haga un país desarrollado, no solo sobre la base de inversión extranjera y los recursos naturales de que disponemos, sino sobre la base de la materia gris y las neuronas de nuestros ciudadanos”.

Santiago, 1 de agosto 2019