Consorcio integrado por Alta Ley presenta propuesta para Instituto Chileno de Tecnologías Limpias

Con cartas de interés de más de 80 instituciones nacionales y extranjeras, y compromisos por más de US$ 500 millones, la Asociación para el Desarrollo del Instituto de Tecnologías Limpias (ASDIT) presenta propuesta para la RFI, primera etapa de la licitación del Instituto de Tecnologías Limpias de CORFO.

El día de hoy, la Asociación para el Desarrollo del Instituto de Tecnologías Limpias (ASDIT) representada por la Corporación Alta Ley, y compuesta además por la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA) y 11 casas de estudios superiores nacionales (Universidad de Antofagasta, Universidad Católica del Norte, Universidad de Chile, Pontificia Universidad Católica, Universidad de Santiago, Universidad Técnica Federico Santa María, Universidad de Atacama, Universidad de Tarapacá, Universidad de Talca, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y Universidad de Concepción) entregó su propuesta para la etapa de “request for information” (RFI) en la licitación del Instituto Chileno de Tecnologías Limpias convocada por CORFO.

El futuro Instituto contará con una base de inversión de US$ 193 millones, fruto del “aporte I+D” de SQM Salar, proveniente de sus contratos con Corfo para extender la producción de Litio en el Salar de Atacama. El objetivo del Instituto es convertir a Chile en un referente mundial en tecnologías limpias y un polo de desarrollo internacional en la energía solar, la minería de bajas emisiones y materiales avanzados de litio y otros para la electromovilidad.

Mauro Valdés, Presidente Ejecutivo de Corporación Alta Ley, indicó: “Estamos muy complacidos con la propuesta que hemos presentado a la licitación convocada por Corfo, fruto de un trabajo coordinado durante más de tres meses de muchas entidades, incluidas las mejores universidades chilenas e internacionales, reconocidos institutos y centros de investigación internacionales, empresas y asociaciones gremiales, tanto mineras como energéticas. Hemos recibido cartas de más de 80 interesados en asociarse a nuestra propuesta de Instituto, y ya hay interés por aportar recursos adicionales para desarrollar proyectos por más de US$ 500 millones, más del doble del aporte I+D de SQM Salar, los que podrían aumentar a medida que se avance en el proceso”.
Entre los interesados se encuentran 32 empresas y asociaciones gremiales mineras y/o energéticas, 11 universidades nacionales y 10 internacionales, 9 institutos de I+D nacionales y 11 internacionales, entre otros. Éstos incluyen instituciones tales como MIT, CEA-LITEN, CSU, PSA-CIEMAT, U.CAMBRIDGE, IMPERIAL COLLEGE, TUB FRIEBERG, la UNIVERSIDAD DE EDIMBURGO, ELI, EURECAT, CATAPULT-SATELLITE, FARADAY, el Consorcio ATAMOSTEC, Electromovilidad minera mediante celdas de Hidrógeno, los centros CIPTEMIN, SERC, AMTC, los Hubs de transferencia tecnológica KNOWHUB, HUBTEC, HUB APTA, Greentown Labs, entre otros.

Mauro Valdés indicó: “Estamos muy orgullosos del trabajo realizado para una iniciativa como el desarrollo del Instituto de Tecnologías Limpias, un hito institucional sin precedentes para la industria energética chilena desde la creación de la ENDESA en los años 40”.

La próxima etapa del concurso es la realización de propuestas (Request for Proposal “RFP”), que concluye el 23 de octubre, para adjudicarse durante el presente año.

 

Santiago, 20 de mayo de 2019.