NEWSLETTER

NEWSLETTER NOVIEMBRE
NEWSLETTER OCTUBRE
 

MARCELO STOCKER: ES POSIBLE RECUPERAR UNA FRACCIÓN DEL AGUA EN TRANQUE DE RELAVES

MARCELO STOCKER: ES POSIBLE RECUPERAR UNA FRACCIÓN DEL AGUA DE PROCESO QUE SE PIERDE EN UN TRANQUE DE RELAVES POR EVAPORACIÓN E INFILTRACIÓN

Luego de una larga trayectoria en mineras, Marcelo Stocker decidió emprender y creó su propia empresa: Ingeniería en Gestión de Procesos Ltda. ¿Qué ofrece? Recuperar agua de proceso desde la pulpa de relaves la cual puede ser reutilizada sin necesidad de tratamiento. 

Se trata de una tecnología de aplicación rápida que puede ser un buen aporte para la realidad de la minería nacional que sufre cada día más de una mayor escasez de este recurso. 

El cambio climático está poniendo en riesgo nuestras reservas hídricas y es necesario que desde todos los sectores productivos se promueva la eficiencia de su uso.

Después de trabajar casi 20 años en minería, el ingeniero metalúrgico, Marcelo Stocker decidió emprender. En el 2015 viajó a Europa a buscar tecnologías nuevas y eficientes en la utilización de agua y encontraron una que se utiliza en la industria de la construcción, y la adaptaron para aplicarla en las pulpas de relaves, donde “se puede recuperar una fracción del 70% a 50% del agua que se pierde en los procesos de depositación de relaves por evaporación e infiltración”, asegura el actual socio director de Ingeniería en Gestión de Procesos Ltda, su empresa que opera desde el 2015 en Concepción.

-¿Cuál es el servicio que ofrece?

Nuestro servicio consiste en recuperar agua de proceso desde la pulpa de relaves ya sea antes de su disposición (en la pulpa misma del relave), como también en su disposición final: en el tranque de relaves o fuera de este, cuando sobrepasa el muro y los sistemas de captación habilitados para tal efecto.

– ¿En qué consiste el servicio?

El proceso consiste en la instalación de un sistema de filtros en la pulpa de relaves (punteras) para extraer una fracción del agua saturada contenida en ella, mediante vacío. Esta tecnología la hemos probado en un tranque de relaves de una instalación minera, cuyo nombre mantenemos en reserva, en donde obtuvimos interesantes resultados, con recuperaciones de agua de 5 lps en depositación de relaves finos y 10 lps directamente desde pulpas de relaves, antes de su disposición final.

– ¿Cómo operan?

Dependiendo de las necesidades que tenga el cliente establecemos una evaluación preliminar mediante una prueba industrial para determinar las condiciones de borde y operación del sistema, para luego escalar a los requerimientos que acordemos.

-¿Cuáles fueron los primeros desafíos que tuvieron que enfrentar?

Conseguir que una empresa minera probara nuestra tecnología de recuperación de agua en pulpas y tranques de relaves.

-¿Qué porcentaje de agua logran reutilizar en los relaves que han trabajado?

Cada unidad tiene una capacidad de recuperar 20 lps y según las necesidades del cliente se instalan tantas unidades como esta necesite.

-¿Esa agua en qué se reutiliza específicamente?

El agua recuperada, tiene calidad de agua de proceso y puede ser reutilizada directamente en el proceso sin necesidad de tratamiento.

-¿Cuál es el principal valor agregado que ustedes ofrecen a las mineras?

Le ofrecemos a nuestros clientes mejorar su eficiencia en la recuperación de agua, reduciendo el consumo de agua fresca y minimizando a la vez las infiltraciones que contaminan las aguas subterráneas.

-¿Cuál es la principal innovación que ustedes abordan?

Complementar el proceso de recuperación de agua del espesador de relaves y del tranque de relaves, recuperando una fracción del agua que se pierde, ya sea por infiltración o evaporación.

– Cuál es su público objetivo?

Nuestro público objetivo son todas las mineras que tiene tranques de relaves.

-¿Piensan abrirse a otros procesos y aplicar su sistema de reutilización de agua en otros ámbitos, además del tratamiento de relaves?

En el futuro queremos ampliar nuestra tecnología a la prestación de servicios en el manejo de pilas de lixiviación y mejoras en la recuperación de soluciones de estas mediante la recuperación de soluciones impregnadas que quedan retenidas en las pilas y que no pueden ser extraídas por los sistemas convencionales existentes, aumentando con ello la recuperación del cobre contenido en estas y dando mayor estabilidad a las pilas.

-¿Cuáles son sus metas y desafíos para este y el próximo año?

Nuestro principal desafío es conseguir que una minera nos dé la oportunidad de prestar nuestros servicios y demostrar las bondades de nuestra tecnología para recuperar el agua de proceso que se pierde desde los tranques de relaves y ser una alternativa a la minería en la solución al déficit hídrico que está produciendo el cambio climático y que está poniendo en riesgo el suministro de este preciado recurso. Nuestra tecnología es una solución simple y rápida de aplicar para minimizar el efecto de esta problemática que ya se está produciendo en la zona central y norte de nuestro país.