NEWSLETTER

NEWSLETTER NOVIEMBRE
NEWSLETTER OCTUBRE
 

LITIO: TECNOLOGÍAS VERDES, MAYOR RECUPERACIÓN Y ALTA PUREZA SE PERFILAN COMO LA MINERÍA DEL FUTURO

Procesos sin evaporación, reutilización de agua, rápida producción, recuperación sobre el 90%, reinyección de salmuera y disminución de residuos a “casi cero” fueron algunas de las tendencias presentadas en el seminario “Tecnologías Emergentes de Extracción y Procesamiento de Litio”, organizado por el Ministerio de Minería y la Corporación Alta Ley, con la colaboración de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Con proyecciones de mercado optimistas, los expositores pusieron el foco en la necesidad de subirse a la cadena de valor, potenciando el I+D y adelantándose a las necesidades del mercado con tecnologías más sustentables que protejan el equilibrio ambiental de las reservas.

Octubre, 2019.- “Queremos hacer lo que hacen las grandes potencias como Australia: aumentar producción, cuidar el medioambiente, la relación con comunidades y subirnos a la cadena de valor”. Con esa frase, el ministro de Minería, Baldo Prokurica, dio inicio al seminario “Tecnologías Emergentes de Extracción y Procesamiento de Litio”, organizado por la cartera y la Corporación Alta Ley, con la colaboración de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

El evento, realizado el 10 de octubre en el Hotel Almacruz, congregó a 150 profesionales, académicos y ejecutivos de la industria, quienes pudieron conocer las últimas tecnologías disponibles para una extracción y procesamiento de litio más eficiente y sustentable, así como las proyecciones del mercado y las oportunidades para el país en este escenario.

El Ministro de Minería, Baldo Prokurica, dijo que “»la velocidad con que se están produciendo los cambios en el mundo hace que las actividades económicas miren distintas propuestas de tecnologías más eficientes y amigables con el medio ambiente. La minería ha dado pasos importantes en ese ámbito y hoy estamos conociendo propuestas, de diversos países, que están ofreciendo avances muy interesantes: producir litio de forma más eficiente, al reducir el período de evaporación de agua; y por otro lado, la reutilización de agua, que es el problema que más afecta en la extracción de este metal, lo que impulsará la llegada de nuevos productores sin impactar este recurso tan importante a nivel mundial».

Por su parte, el analista senior de CRU, Víctor Rodríguez, presentó las proyecciones a 2025, asegurando que en esa fecha se producirá la adopción masiva de vehículos eléctricos a nivel mundial, una de las principales aplicaciones del mineral blanco. Sin embargo, señaló, es necesario apalancar la innovación, ya que en el futuro las baterías de litio pasarán a ser sólidas, con requerimiento de otros minerales.

“La demanda es muy fuerte y la electromovilidad está aquí. Chile va a perder market share, pero va a expandir su capacidad y las presiones competitivas por sobreoferta le otorgan una ventaja competitiva: la experiencia, las ventajas naturales y tecnológicas son importantes para enfrentar una baja de precio. Convertirse en un Centro de Excelencia en I+D es el primer paso para seguir avanzando en la cadena de valor”, aseguró. Asimismo, destacó que si bien Chile tiene grandes ventajas competitivas en carbonato de litio, no las tiene en hidróxido, cuya demanda aumenta exponencialmente.

Por otra parte, el profesor de la Facultad de Química e Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Emilio Bunel, se refirió a las alternativas para aumentar la sustentabilidad en los procesos extractivos de litio. El experto señaló que si bien las baterías van a seguir evolucionando, no va a cambiar la necesidad de litio por los próximos 20 a 30 años. Sin embargo, destacó, es necesaria una mirada de largo plazo. “Las tecnologías evolucionan y lo que tenemos es una ventana de oportunidades. Si no tomamos las decisiones hoy, la carrera se nos va a pasar. Lo más probable en el futuro son baterías de estado sólido de litio, que reemplazarían las de ion litio. Puede suceder que Chile retroceda en la cadena de valor en vez de avanzar, porque esas materias primas no se producen aquí. Por eso, tenemos que estar preparados y de ahí la importancia de I+D”, sentenció, agregando que por lo pronto es necesario encontrar una forma distintas de extracción de litio, dado que la evaporación de salares tienen bajo rendimiento y utilizan mucha agua.

Nuevas alternativas: menos agua, más litio, mayor pureza.

Representantes de cinco compañías globales -Solvay, Adionics, Eramet, Tenova y GHD- presentaron sus procesos y sus ventajas ambientales, económicas y operacionales respecto del método tradicional por evaporación, utilizado por las compañías en Chile.

¿El factor común?: un austero uso de agua, rapidez de producción -el método actual toma más de 18 meses- independencia climática y mayor porcentaje de recuperación, sobre el 90%. Adicionalmente, las tecnologías apuntan a una mayor pureza, enfrentando así la presión del mercado por litio de mayor calidad.

Ricardo Capanema, director de desarrollo de negocios de la empresa belga Solvay, presentó la tecnología CYANEX 936P, un sistema de extracción que utiliza un magneto para concentrar, depositar el material en planta de carbonato o hidróxido y devolver el recurso hídrico, con 99% de recuperación de litio y tiempo de producción de horas. “El precio del litio y la preferencia por el hidróxido pone a Chile en desventaja por los productores con salmuera. No vamos a poder competir si seguimos como estamos, por eso la extracción por solvente es una potencial solución. Estas nuevas tecnologías pueden cambiar el futuro de la industria y permitir a esta región desarrollar una competitividad importante”.

Por su parte, Guillaume di Souza, de la francesa Adionics, mostró la tecnología verde desarrollada por la empresa. Se trata de TSSA: Thermal Swing Salt Absortion, un proceso que funciona con diferencias de temperatura, sin químicos. “Nuestras pruebas demuestran más de 90% de recuperación de litio, con 0% de extracción de magnesio, boro, sulfatos y potasio y muy baja afinidad por sodio y calcio. El resultado es extracción directa de litio y producción con 99% de pureza de forma rápida, con baja huella de carbono, menos ponds, independencia del clima y casi sin desechos”, aseguró.

Otra de las tecnologías presentadas permite resolver uno de los grandes problemas del proceso tradicional: el uso de agua. ERAMET, empresa francesa, creó un proceso de extracción sustentable de litio a partir de salmueras. Con tasas de recuperación de 90%, el sistema permite optimizar el balance hídrico ya que la salmuera depurada del litio y sin contaminantes vuelve al salar. La empresa cuenta con una planta piloto que permitirá desde primer trimestre 2020 conducir ensayos con salmuera chilena.

Federico Palacios, gerente de ventas en Chile de la israelí Tenova, explicó la tecnología desarrollada para la remoción de calcio y magnesio, en extracción por solventes de litio y recuperación por electrólisis. El sistema apunta a una alta pureza, sobre 99,9%. “Las trazas se sacan por filtración y las ineficiencias se recirculan, el volumen de agua se reinyecta al salar con un mínimo de arrastre, no hay evaporación de ningún tipo, ni natural ni forzada.

Una industria desafiada

Tras la presentación detallada de las tecnologías emergentes, Patricio Dip, de la empresa de ingeniería GHD, aportó su visión sobre los desafíos actuales para la ingeniería en la industria del litio. El profesional explicó que la principal barrera para la entrada de las nuevas tecnologías son la inversión ajustada y la alta demanda. “El precio, que llegó a 14 mil dólares la tonelada de carbonato de litio, generó cambios en los plazos: todos quieren entrar rápido al mercado, y la empresa de ingeniería se ve obligada a apurar los procesos”, aseguró.

El ingeniero destacó que el aumento en la exigencia para alcanzar niveles de calidad mayores en el producto – mayores niveles de pureza – y las nuevas tecnologías de vehículos eléctricos apalancan el aumento de pureza, con necesidad imperante de tecnología para alcanzar mayores niveles de calidad. “Las baterías en estado sólido están entrando muy fuerte, eso debería ser consenso entre proveedores, Estado e investigadores. Tenemos que innovar”, finalizó.

El presidente ejecutivo de Alta Ley, Mauro Valdés, quien tras la exposición de cada empresa moderó el panel de discusión, señaló que fue muy desafiante e interesante poder reunir a distintos proyectos que están trabajando en modelos sustentables e innovadores de procesamiento y extracción del mineral. «La industria del litio tiene barreras de entradas más bajas que las del cobre, por lo tanto, es muy importante desarrollar aceleradamente la inversión en producción de litio. Si nos quedamos atrás, se nos adelantarán otros actores. Es muy gratificante ver que distintas empresas a nivel mundial están captando esta oportunidad y resolviendo problemas operacionales y de sustentabilidad que acelerarán este proceso”.

Las presentaciones del seminario se pueden revisar aquí