NEWSLETTER

NEWSLETTER JUNIO
NEWSLETTER MAYO
 

La mascarilla que ayudó a Unibag a reinvertarse frente al COVID-19

Dedicada tradicionalmente a la producción de bolsas reutilizables, el COVID-19 llevó a Unibag a dar un vuelco en su rubro y hoy se encuentran dedicados a la producción de mascarillas reutilizables con nanoparticulas de cobre, desarrollando un promedio de 3 millones de unidades mensuales.

En estos últimos tres meses la mascarilla se ha vuelto un accesorio clave para ayudar a prevenir contagios por el coronavirus en nuestro país. Esto ha motivado a que empresas de otros rubros hayan dado un giro en sus producciones y se hayan abocado al desarrollo de este accesorio, hoy imprescindible. Uno de estos casos es el de Unibag, empresa chilena dedicada tradicionalmente a la fabricación de bolsas reutilizables y ahora también, mascarillas reutilizables con nanopartículas de cobre.

“La caída en las ventas de bolsas reutilizables debido al cierre de locales comerciales con la llegada del COVID19 nos obligó a reinventarnos. Aprovechamos la capacidad ociosa de la fábrica, nuestro stock de tela TNT y adaptamos nuestras máquinas de bolsas para poder fabricar mascarillas de tres pliegues en una capa. Así pudimos seguir funcionando y, muy importante, evitar la suspensión de contrato de algunos trabajadores”, explica Marco De La Cerda, gerente general de Unibag.

Durante este proceso, comenzaron también a poner a prueba a las mascarillas a través de diversos exámenes de laboratorio para acreditar la aptitud del producto. El primero de ellos, se realizó en Lictex, laboratorio de textiles de la Usach, quienes acreditaron que la tela TNT de Unibag no humedece, por lo que permite un uso prolongado durante el día. También se realizaron exámenes en laboratorio en Cesmec de Bureau Veritas, quienes acreditaron que la tela usada es respirable y resiste varios usos.

 

Además, para saber si la cantidad de cobre incorporada en cada mascarilla era la adecuada -6,5 ppm (partes por millón)-, se realizaron análisis en el laboratorio de microbiología Microlab, el que acreditó que la mascarilla elimina más del 99 % de bacterias en las primeras 24 hs de contacto. “La gran ventaja de las mascarillas de Unibag es que cuenta con certificación de tres laboratorios, se pueden usar todo el día y soporta más de 50 lavados con una acción antibacterial mayor al 99%”, sostiene De La Cerda.

Dado que al parecer es un accesorio que llegó para quedarse, las mascarillas de Unibag permiten también incorporar la marca de una empresa, por lo que se puede usar como elemento de merchandising. Actualmente están desarrollando un promedio de 3 millones de unidades mensuales y están exportando a Argentina y Perú y en negociaciones para ingresar con su producto a Estados Unidos, México y España. “Ha sido un verdadero desafío entrar a este nuevo negocio, pero nos llena de satisfacción poder ser una ayuda para combatir este virus”, concluye Marco.