NEWSLETTER

NEWSLETTER SEPTIEMBRE
NEWSLETTER AGOSTO
 

Internacionalización: una meta desde el día cero

Por Juan David Rayo, Presidente de Minnovex.

Por alguna razón, que debe ser muy propia de nuestra cultura, son pocos los proveedores mineros tecnológicos nacionales que apuntan su mercado objetivo a la minería global y transformarse, desde el principio, en proveedores de clase mundial. Nuestras energías las ponemos, en cambio, en tratar de insertarnos lo antes posible dentro del selecto grupo de proveedores de la gran minería nacional, como si ésta fuera el Nirvana, quedándonos tranquilos como aquel eterno adolescente que no quiere irse de la casa de sus papás.

Es cierto que internacionalizarse es una tarea difícil. Son palabras mayores dentro de la vida de una empresa; equivalente a casarse o irse de la casa de los padres. Es emprender, (casi) desde cero, en un lugar donde simplemente no te conocen. Internacionalizarse, además, no es algo que pueda hacerse en los ratos libres o cuando se te “acaba la pega”. Se tiene que tomar en serio, y se necesita de la energía de los fundadores o de un equipo de trabajo que se la juegue 100% por establecerse afuera. También se necesita de todo tipo de apoyo posible y usar herramientas que uno tenga disponibles; tanto para prepararse bien antes de salir, como para luego dar los primeros pasos en el extranjero. No hay formatos ni recetas mágicas de cómo hacerlo y cada país de destino es un cuento aparte.

Sin embargo, en este mundo globalizado, el internacionalizarse debiera ser la meta para cualquier emprendimiento tecnológico. No sólo porque con eso se apunta a un mayor crecimiento, sino porque nos desarrollamos en una economía más compleja. También porque somos un país líder en minería y tenemos todas las herramientas para hacerlo: prestigio minero, historia de una minería compleja, un laboratorio natural, capital humano avanzado, etc. Solo debemos creernos el cuento y desarrollar nuestros productos y servicios siempre mirando hacia afuera, compitiendo con los grandes.

Desde MINNOVEX creemos mucho en esta mirada de desarrollo, y estamos empujando constantemente para que haya un mayor vínculo entre nuestros proveedores tecnológicos y los mercados internacionales; y para que éstos sean vistos como una extensión de nuestro mercado. Hemos ido reforzando nuestro vínculo con Perú, que es donde más exportaciones hay, y hemos comenzado a materializar nuevas posibilidades en Colombia, Ecuador y Brasil, sin descartar mercados aún más importantes como el resto de América, África, Asia y Oceanía. En cada país hay problemas y formas de trabajar distintas, pero también hay un mundo de posibilidades para lograr insertar nuevas tecnologías made in Chile. Estamos contentos de ver cómo han ido surgiendo distintas actividades comerciales, en distintos formatos en el ecosistema, y que buscan acercar estos potenciales (nuevos) mercados mineros hacia nuestros proveedores.

Un ejemplo de ello, es la triple alianza conformada por la Corporación Alta Ley, SAMMI – Clúster Minero Andino de Perú y Expande, cuyo objetivo es promover y fomentar una mayor vinculación entre el ecosistema de proveedores chileno y peruano. Valoramos su esfuerzo por promover y difundir, a través de sus seminarios y eventos conjuntos, la calidad de nuestras empresas proveedoras y desarrollar espacios de trabajo para impulsar y apoyar la innovación tecnológica de impacto en la industria minera, con alto enfoque en el desarrollo de proveedores mineros de ambos países.

Llamamos a los proveedores nacionales a aprovechar todas estas instancias, a conocer los dolores mineros en el extranjero, a ver cómo sus soluciones también pueden solucionar problemas fuera de Chile, y así contribuir con el desarrollo del país no sólo vendiendo minerales, sino vendiendo minería.