NEWSLETTER

NEWSLETTER MAYO
NEWSLETTER ABRIL
 

Índice Transformación Digital en Proveedores de Minería: las claves para habilitar una minería 4.0

Por Daniel Cattaneo, Líder Digital de la Corporación Alta Ley.

La transformación digital es el proceso continuo de usar tecnologías digitales para crear nuevos, o mejorar los procesos actuales, ya sea de negocio; culturas organizacionales; y experiencias de usuarios y clientes que satisfagan las nuevas necesidades y los requerimientos de los mercados mundiales. Junto con esto, la transformación digital no toca sólo aspectos relacionados al uso o aplicación de tecnología, sino más bien está centrado en las personas, la adaptación al cambio y el desarrollo de habilidades y capacidades necesarias para aprovechar los beneficios de estos nuevos procesos y tecnologías digitales 4.0.

En ese contexto, para poder avanzar con claridad y definir la estrategia con foco en la adopción de estas nuevas tecnologías en la minería nacional, se debe conocer la situación actual en la cual se encuentran los diferentes actores de la cadena de valor, porque no será igual de efectiva una misma estrategia para una organización que tiene procesos análogos como para otra que, por ejemplo, ya haya adoptado el uso de inteligencia artificial para mejorar continuamente sus procesos operacionales.

La situación mundial generada por la pandemia permitió identificar dos aspectos muy importantes respecto al uso y aplicación de tecnología en todas las organizaciones a nivel mundial. El primero es que esta emergencia sanitaria obligó a que se produjera un aceleramiento del proceso de transformación digital, que es, en estricto rigor, una transformación cultural. El segundo, es la incorporación, a nivel general, de herramientas digitales que antes eran poco conocidas o utilizadas y, que hoy nos resultan tan cotidianas, como las aplicaciones para videoconferencias. El covid-19 habilitó el entendimiento de que el avance en la transformación digital no es opcional, sino que es una necesidad primordial para que las organizaciones sean sustentables en el largo plazo.

En línea con este desafío, el año 2020 fue lanzado el Roadmap Digitalización para una minería 4.0, en el cual se presentaron los desafíos y oportunidades, mediante una cartera de proyectos de corto, mediano y largo plazo para habilitar una industria 4.0 en minería. En dicho documento se plantean dos soluciones necesarias de abordar para que la minería nacional pueda subirse al carro de esta transformación digital: el desarrollo de un modelo de madurez digital para la minería chilena y el levantamiento del nivel de adopción de la digitalización en la minería chilena.

Para contribuir en este proceso, la Corporación Alta Ley, en conjunto con PMG, CCS y Aprimin, y con el apoyo de Minnovex, AIA, Expande, ProChile y Cochilco, desarrollaron el primer estudio “Índice de Transformación Digital de Proveedores de la Minería”, con el objetivo de conocer la situación actual de los proveedores en cuanto a su nivel de madurez en la aplicación y uso de herramientas y procesos digitales.

Este estudio considera aspectos o dimensiones relacionadas con: liderazgo digital, visión y estrategia de digitalización, cultura, digitalización de procesos y el uso de herramientas digitales. Junto con ello, habilita el entendimiento del nivel de digitalización según cada proceso minero como, por ejemplo, exploración y planificación, explotación e hidrometalurgia, entre otros. Asimismo, permite entender y caracterizar a los proveedores según el tamaño, zona, herramientas digitales que utilizan y servicio que provee, entre otros.

Entre las conclusiones principales de este informe destaca que no se ven mayores diferencias o brechas entre proveedores grandes, medianos o pequeños en el índice general y que éstas están a la par con el índice de transformación digital nacional, comparándose con organizaciones de otros rubros e industrias. Otro punto importante es que existe una concepción de que el Covid-19 aceleró la transformación digital en la industria de minería, lo cual ha fomentado el avance, tanto en aplicación como en la gestión, de herramientas en la práctica. Se logra desprender también que más de la mitad de los trabajadores de las distintas organizaciones participantes del estudio han podido realizar su trabajo en modalidad de homeoffice. Respecto al uso de herramientas tecnológicas y digitales 4.0, la gran mayoría tiene servicios alojados en la nube y alrededor de un 30% actualmente operan con tecnologías 4.0 como IoT, Big Data o Inteligencia Artificial.

Estos son sólo algunos de los puntos más relevantes que se pueden extraer del estudio, que presentaremos el próximo 28 de abril y que implicó un gran trabajo colaborativo, en el cual participaron más de 250 proveedores de la industria. Estamos convencidos que es un muy buen aporte para entender dónde nos encontramos actualmente, hacia dónde queremos ir y cuáles son las directrices que debemos seguir para la toma de decisiones respecto a la inversión en tecnología, generación de capital humano calificado, disminución de riesgos y, por sobre todo, poder aprovechar las oportunidades que brindan las nuevas tecnologías, tanto en la aplicación de herramientas digitales como en el alineamiento cultura organizacional necesario, habilitando una industria de minería de la mano de la digitalización.