NEWSLETTER

NEWSLETTER SEPTIEMBRE
NEWSLETTER AGOSTO
 

Impulsando la exportación de servicios: más proveedores de la minería

Por José Miguel Ahumada, Subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, Ministerio de Relaciones Exteriores.

Para acelerar las exportaciones de servicios y ganar una mayor cuota de mercado a nivel mundial, Chile debe desarrollar una estrategia centrada en ventajas dinámicas sustantivas y dedicada a promover un proceso industrializador y de alto valor agregado interno. En 2021 solo un 1,45% de nuestras exportaciones totales correspondieron a Servicios, lo que hace imperativo trabajar para aumentar esas cifras y también registrarlas.

Para lograrlo, en SUBREI y ProChile nos encontramos analizando y perfeccionando de manera conjunta con otros ministerios como Hacienda, Economía, Cultura, Agricultura y servicios como el SII, Aduanas, el INE y la CORFO bajo el paraguas del Comité de Exportación de Servicios, distintas iniciativas, tanto de índole reglamentario y técnico como de promoción y de acompañamiento a las empresas. Y al mismo tiempo estamos trabajando a nivel internacional, en foros y bloques multilaterales como la Alianza del Pacífico, la OMC, APEC y ALADI, liderando y siendo parte de las negociaciones en materia de Servicios basados en el conocimiento que permitan el perfeccionamiento de herramientas para impulsar las exportaciones de este sector y para simplificar los procesos de exportación, entre otras.

Del trabajo conjunto, se ha evaluado que para incrementar estas exportaciones, el país necesitará: (1) implementar una estrategia de escalamiento (upgrading) de las exportaciones de servicios, basada en las ventajas competitivas que tiene Chile en las industrias de recursos naturales; (2) posicionar al país como una plataforma regional para la instalación de data centers; y (3) aprovechar la experiencia de Chile en el sector de tecnologías financieras digitales para impulsar aún más las exportaciones a la región. Además, Chile debe incorporar componentes de mayor ambición vinculados a los servicios intensivos en conocimiento, digitales y orientados a la sostenibilidad.

Teniendo en cuenta que las principales fuentes de competitividad del país radican en sectores de recursos naturales, como la minería, acuicultura, forestal y frutícola, áreas que requieren de una amplia gama de servicios sofisticados de primer nivel, desde servicios de ingeniería y manejo de camiones de transporte autónomo en la minería, a la I+D y el blockchain para la trazabilidad del sector frutícola, es imperativo desarrollar una estrategia que apunte a ampliar la oferta de servicios en estos sectores.

Profundizando en el sector de la minería, los desafíos son claros: aumentar el número de empresas exportadoras proveedoras de la minería, que en 2021 solo representaron un 4,4% (395) del universo de empresas de este sector (8.868), ampliando la base exportadora y potenciando los factores de diferenciación y competitividad de nuestra oferta como lo son la innovación y sostenibilidad; diversificar mercados y abrir oportunidades en diferentes destinos, empezando por los más cercanos como Perú o México y luego expandiéndose a mercados más sofisticados como Canadá y Australia; y aumentar la participación de la mujer en la minería.

ProChile trabaja en intensificar una estrategia con los Proveedores 4.0, empresas con oferta en bienes y servicios, y que es intensiva en innovación, digitalización y sostenibilidad; también busca desarrollar una marca sectorial para proveedores mineros que permitirá presentarlos bajo el alero de una marca sectorial en los principales mercados internacionales. A la vez que esperamos desarrollar un estudio de caracterización de oferta para proveedores mineros, para identificar a las empresas que tengan un potencial y competencias para internacionalizarse, con ello aumentar la masa exportadora del sector que aún está muy debajo de sus posibilidades.

Aumentar las exportaciones de servicios, tanto las asociadas a los rubros tradicionales como el desarrollo de nuevas áreas innovadoras, será un puntal decisivo para la recuperación económica y el desarrollo del país.