NEWSLETTER

NEWSLETTER NOVIEMBRE
NEWSLETTER OCTUBRE
 

EXPANDE PRESENTA UN NUEVO ESTUDIO DE CARACTERIZACIÓN DE PROVEEDORES DE LA MINERÍA CHILENA

El pasado 17 de octubre, Expande -el programa de innovación abierta liderado por Fundación Chile- presentó un nuevo estudio de “Caracterización de Proveedores de la Minería Chilena”. Para saber más detalles de esta investigación, conversamos con Ricardo Morgado, director de Estrategia y Desarrollo de Expande.

¿Cuándo comenzaron este estudio, cuánto tiempo demoró y a cuántos proveedores estudiaron? ¿Cuál es la «muestra» del estudio?

La publicación se realizó en base a una encuesta dirigida a tomadores de decisiones (gerentes de innovación, desarrollo y operaciones, gerentes generales, etc.), representantes de 360 empresas proveedoras realizada entre noviembre y diciembre de 2018. Esta es la encuesta más amplia que hemos podido realizar con una alta tasa de respuestas por parte de las empresas proveedoras de la minería.

¿Cuál es el principal objetivo que se plantearon al hacer este estudio?

A través de esta publicación, Expande en colaboración con Brinca y el apoyo y compromiso de Corfo y Bid Lab, han querido aportar, a partir de esta nueva aproximación, la relación existente entre los desafíos de la industria y el desarrollo tecnológico, haciendo especial énfasis en las capacidades de innovación que cuentan los proveedores. Además, este estudio viene a actualizar la caracterización de empresas proveedoras de la minería, en el marco de los estudios anteriores (2012, 2014 y 2016), añadiendo esta vez un foco sobre las empresas con base tecnológica y con orientación hacia la innovación.

¿Cómo resumirías la caracterización de los proveedores de la industria minera chilena?

Hoy los proveedores tienen un gran alineamiento estratégico en torno a la importancia y visión que se tiene de la innovación, no obstante, aún persisten brechas en torno a las capacidades técnicas (27% declara no tener las competencias) y los resultados de la innovación. Si bien está la declaración, aún se debe configurar una base sustantiva para materializar los esfuerzos realizados en innovación al interior de la organización.

¿Cuáles son las principales conclusiones que resolvieron después del análisis que hicieron?

Pese a que minería es una actividad que se desarrolla en gran parte en el norte del país, con algunos focos en la zona central y sur, existe una gran concentración en la Región Metropolitana: el 60% de la muestra encuestada declara tener su casa matriz en esta zona. Lo anterior podría resultar perjudicial para el desarrollo de la innovación puesto que las decisiones estratégicas están lejos de los dolores y problemáticas de la industria.

Del análisis también se desprende que un 75% de los proveedores está enfocando sus esfuerzos en mejorar la productividad de la industria, mientras un 55% en temas de interoperabilidad y un 45% en minería sostenible.

Los proveedores indican además que los principales focos de innovación están en procesos internos (48%), búsqueda de ingresos a través de modelo de negocio (48%) y la mejora de la experiencia de cliente (35%).

Respecto a los desafíos, las empresas proveedoras están comercializando transversalmente soluciones basadas en tecnologías de sensorización e IoT para la minería inteligente (79%). En menor grado se comercializan este tipo de soluciones para los desafíos de impacto ambiental (46%), seguridad laboral (50%), eficiencia energética (52%), disminución del consumo de agua (40%) y relaves (23%).

Los proveedores indican que los principales focos de innovación están en procesos internos (48%), búsqueda de ingresos a través de modelo de negocio (48%) y la mejora de la experiencia de cliente (35%).

El estudio arrojó que los proveedores de la minería tienen una orientación de innovación mayoritaria a productos y mercados existentes y/o complementarios.

¿Para ti, cuáles son los desafíos más importantes que tiene hoy la industria minera en cuanto a sus proveedores?

Hoy el desafío de la industria pasa por seguir visibilizando de manera temprana cuáles son sus reales necesidades operacionales, de manera tal, que los proveedores puedan ir ajustando el desarrollo de sus productos y servicios a lo que realmente requieren y en base a las tendencias tecnológicas actuales. A esto se suma, el que sigan abriendo espacios para compartir aquellas soluciones que han resultado exitosas y podrían ser replicables en otras operaciones tal y como lo hacen en iniciativas como Tech Transfer, impulsadas desde Expande, y que apuestan por la transferencia tecnológica.

¿Es Chile un país que está incentivando el desarrollo de proveedores locales?

Hoy la industria minera ha dado señales claras de que para avanzar y hacer sus operaciones más competitivas, eficientes y sustentable, necesita del apoyo de un ecosistema de proveedores capaces de desarrollar soluciones innovadoras oportunas y que respondan a sus necesidades a corto, mediano y largo plazo. Como respuesta a esto, es que muchas compañías del sector se atrevieron a crear sus propias áreas de innovación entendiendo que es un pilar clave para el crecimiento del negocio y del ecosistema en general. Además vieron el valor de participar de plataformas de innovación abierta como Expande que apuntan precisamente a facilitar el nexo y hacer más fluida la interacción entre la oferta y demanda de soluciones tecnológicas.

Nuestro rol es generar un ecosistema de innovación que permita que las capacidades de las empresas se desplieguen a través de diferentes vinculaciones con otros actores permitiendo así el objetivo de generar una industria en torno a la minería con bienes y servicios más sofisticados y con un alto potencial exportador.

¿Cuál es a tu juicio la principal oportunidad para los proveedores que existe hoy en esta industria?

Hoy las empresas innovadoras deben aprovechar las ventajas que ofrecen las tecnologías y direccionar su desarrollo de sus soluciones en base a las tendencias que la industria requiere incorporar; tales como la inteligencia artificial, big data, internet de las cosas, robot y drones, entre otros. Estas son clave para un correcto entendimiento de la demanda de innovación y un modelo de negocio atractivo para las compañías mineras.