NEWSLETTER

NEWSLETTER SEPTIEMBRE
NEWSLETTER AGOSTO
 

“El cobre chileno puede diferenciarse a través de esta certificación internacional y podemos ser reconocidos mundialmente como proveedores sustentables”

Así lo destaca Carlos Espinoza, gerente general de Minera Centinela, la primera compañía del Grupo Antofagasta Minerals en obtener la marca internacional The Copper Mark, que acredita que opera bajo estrictos estándares de producción sustentable reconocidos internacionalmente.

El pasado 22 de julio marcó un hito importante para Minera Centinela. Después de un proceso voluntario de verificación, que duró cerca de siete meses, la compañía obtuvo la marca internacional The Copper Mark, la que acredita que opera bajo estrictos estándares de producción sustentable reconocidos internacionalmente, transformándose así en la primera compañía del Grupo Minero Antofagasta Minerals en obtener esta certificación.

El proceso, que comenzó el 13 de noviembre de 2020 con la firma de la carta de compromiso, consistió en asegurar, verificar y luego validar de forma independiente el cumplimiento de 32 criterios para producción de cobre sustentable, que se agrupan en 5 categorías: Medio Ambiente; Gobernanza; Trabajo y Condiciones Laborales; Comunidad y Negocios y Derechos Humanos.

Para ello, la compañía aprovechó todas las herramientas y sistemas internos con que cuentan, lo que les permitió demostrar el cumplimiento en un tiempo bastante acotado y sin tener que hacer grandes cambios. “El mayor desafío para Centinela fue comprometer a toda la organización en un corto plazo, en la búsqueda de la información, capacitación y difusión, ya que en siete meses logramos cumplir todas las etapas del proceso de implementación y obtener la marca”, destaca Carlos Espinoza, Gerente General de Mineral Centinela.

En esta entrevista Carlos nos entrega más detalles de lo que fue este proceso y los beneficios que significan para la compañía y la minería nacional.

¿Qué los motivó a sumarse a The Copper Mark?

Desde los inicios de nuestra Compañía hemos estado comprometidos con el desarrollo de una minería sustentable. Fuimos pioneros en el uso de agua de mar sin desalar y en la utilización de la tecnología de relaves espesados, entre otras innovaciones. Por ello, sumarnos a The Copper Mark confirma nuestro compromiso con la transparencia y con los más altos estándares de sustentabilidad reconocidos a nivel internacional.

¿Cuál es la importancia de obtener esta certificación y sus beneficios para la industria, la comunidad y el medioambiente?

Para Centinela esta marca es el reflejo y el resultado de su compromiso con realizar una minería transparente, moderna y sostenible. Entre los beneficios de la acreditación para la industria podemos indicar el aumento del valor que ofrecemos a nuestros clientes y socios, lo que nos permite mantener nuestra competitividad en los mercados internacionales, el refuerzo de nuestras relaciones con las comunidades vecinas y demostrar nuestras prácticas responsables de producción de cobre.

¿Cree importante que otras empresas se sumen a esta iniciativa?

La tendencia del mercado nos incentiva a la mantener un alto estándar en sostenibilidad, medio ambiente y comunidades. The Copper Mark es una excelente manera de demostrar y validarse como productores sustentables, para así cumplir con lo solicitado por nuestros distintos grupos de interés en el marco del “abastecimiento responsable”.

¿Qué les diría para que se atrevan a dar el paso?

Los invitamos a sumarse a esta iniciativa. El cobre chileno puede diferenciarse a través de esta certificación internacional y podemos ser reconocidos mundialmente como proveedores sustentables.

¿Cuáles son los pasos que vienen hacia adelante?

Por ahora estamos trabajando en implementar las mejoras identificadas en la auditoría, que serán revisadas en un año plazo. En forma paralela, estamos trabajando en generar una cultura en Centinela donde la marca sea parte de nuestro día a día, además de involucrar a proveedores y colaboradores; desarrollar equipos internos que sean los nuevos líderes en sus áreas para hacer de la marca un sello sostenible en el tiempo, para cada ciclo de recertificación, que se realiza cada tres años.