NEWSLETTER

NEWSLETTER SEPTIEMBRE
NEWSLETTER AGOSTO
 

David Villaseca, de IMA+: “Los datos constituyen una fuente de riqueza en todo proceso productivo”

Según el experto en Innovación y gerente del Programa de Innovación en Manufactura Avanzada, las nuevas tecnologías están permitiendo trabajar, operar y controlar a distancia maquinaria, y hacer operaciones en muchos sectores que antes era impensado. La minería se beneficiará directamente de esto.

Generar, de manera continua, soluciones digitales personalizadas, asequibles e interoperables de Manufactura Avanzada para los problemas específicos de la industria chilena. Esa es la misión del Programa de Innovación en Manufactura Avanzada, un programa tecnológico de Corfo que comenzó a operar en 2018 y en el cual participan la Universidad de Chile, la Universidad de Santiago, la Universidad Tecnológica Metropolitana, Asimet AG y Seguel Robotics, además de un conjunto de empresas asociadas, y que buscan aportar nuevos productos y servicios para aumentar la competitividad de las empresas chilenas, creando también nuevos negocios.

“El componente principal de nuestro programa es la capacidad analítica de datos que permite describir, anticipar y predecir sucesos y prescribir acciones. Actualmente, los datos constituyen una fuente de riqueza en todo proceso productivo, que se está comenzando a explotar y que promete generar enormes beneficios; para ello, la analítica de datos es fundamental, puesto que permite tomar decisiones complejas procesando enormes cantidades de datos. Esta es la llamada “economía de los datos”, que es el aporte que buscamos entregar a las empresas”, explica David Villaseca, Gerente del Programa de Innovación en Manufactura Avanzada (IMA+).

En esta entrevista David nos cuenta más detalles sobre los proyectos en los cuales están trabajando y los planes que tiene para los próximos años.

¿Qué proyectos están desarrollando actualmente en lo que se refiere a minería?
El Programa IMA tiene un portafolio de 7 proyectos de desarrollo tecnológico, los cuales están divididos en tres áreas: Sistemas Avanzados en Confiabilidad y Mantenimiento, Soluciones Digital Twins y Automatización Avanzada y Robótica. Todos podrían aplicarse a la minería.

Más precisamente, tenemos un proyecto de control autónomo de máquinas LHD, un proyecto de teleoperación háptica de martillos pica-rocas y otros dos de mantenimiento predictivo; ambos con aplicaciones en minería.

También hay un desarrollo de identificación de estados de fatiga en personas que cumplen roles claves en transporte y operación de maquinaria y un proyecto de gemelos digitales de procesos productivos.

¿Tienen alguna experiencia exitosa de pilotaje o implementación en alguna faena minera?
En el marco de los sistemas predictivos, estamos implementando un clasificador automático de condición de maquinaria a partir de la muestra de aceite, el que está clasificando las muestras de aceite sin la intervención constante de un analista, que es como se realiza el diagnóstico a la manera clásica.

Los otros proyectos se encuentran en etapas previas a la validación industrial, pero los resultados que estamos obteniendo sugieren que tendremos varios casos exitosos en los próximos meses.

¿Cuál es el aporte del programa de Manufactura Avanzada para la minería? ¿Cómo han visto su incorporación en la minería nacional y cuáles son los desafíos que tiene la industria hacia adelante en este ámbito?
Creo que, con esta pandemia, los beneficios de la Manufactura Avanzada y, en general, de las tecnologías digitales, han quedado demostrados en todas las industrias. La posibilidad de trabajar, operar y controlar a distancia ha sido un aporte importante en muchos sectores.

Las tecnologías que estamos desarrollando en IMA buscan facilitar la gestión de los procesos, hacerlos más eficientes y, de esta forma, aumentar la productividad y la seguridad de las faenas. En particular, los proyectos de teleoperación y operación autónoma de maquinaria, apuntan directamente a sacar a los operadores de las faenas y llevarlos a ambientes de mayor seguridad y confort.

Las empresas a nivel mundial han entendido la importancia de este tipo de tecnologías y las han incorporado a paso acelerado durante este año. La industria nacional no se puede quedar atrás; por el contrario, puede aprovechar estas tecnologías que le pueden permitir aumentar la productividad y su capacidad de competir en la economía global.

¿Cuáles son los planes que tiene el programa para los próximos años?
Los desafíos son finalizar las actividades de desarrollo, entrar de lleno a las validaciones e incorporar nuevas empresas para aumentar la transferencia tecnológica.

Nuestras tecnologías han surgido directamente de la observación de los problemas de las empresas y de las conversaciones con ejecutivos a cargo, por lo que tenemos grandes esperanzas de que podamos resolver problemas relevantes para ellos y generar beneficios importantes, por lo que estamos esperanzados en que las actividades de validación comiencen a mostrar estos resultados y despierten el interés de más empresas.

¿Seguirán trabajando en las tres áreas existentes? ¿Se podría agregar una nueva área o nuevos proyectos?
Siempre estamos buscando nuevos proyectos que se generen a partir de las necesidades de las empresas. Las siete tecnologías que estamos desarrollando no alcanzan a cubrir todas las necesidades de las empresas y nosotros siempre ponemos las capacidades de nuestros ejecutores al servicio de la Industria, lo que esperamos pueda materializarse en nuevos proyectos o servicios tecnológicos.