NEWSLETTER

NEWSLETTER SEPTIEMBRE
NEWSLETTER AGOSTO
 

CODELCO SE SUMA A COPPER MARK PARA CERTIFICAR QUE SU PRODUCCIÓN DE COBRE ES RESPONSABLE

“En la actualidad hay 35 operaciones de cobre a nivel mundial que forman parte del Copper Mark y 11 de ellas están en Chile. Las operaciones chilenas son mayoría, lo que grafica muy bien el compromiso de la minería del cobre de nuestro país por hacer una minería cada vez más verde y con mínimo impacto socio-ambiental, comprometidas con sus comunidades y su territorio”, comenta Víctor Pérez, Co-Chairman del Comité Consultivo del Copper Mark.

A fines del año 2021, Víctor Pérez, Director de Minería Verde de la Corporación Alta Ley, asumió como Co-Chairman del Comité Consultivo del Copper Mark, después de más de 2 años de participación activa al interior de esta instancia. Junto con lo anterior, Codelco, a principios de febrero de este año, confirmó su participación en este proceso de certificación de producción responsable del cobre.

El especialista en materias de suministro responsable detalla a continuación la importancia de la incorporación de Codelco a este proceso de certificación, cómo ha sido el proceso de reconocimiento de este proceso a nivel global y presenta los principales desafíos del Copper Mark a futuro.

¿Qué significa para Chile y el mundo que la mayor productora de cobre del planeta, Codelco, se sume a Copper Mark?

Es un hito muy relevante que Codelco -la mayor productora de cobre del mundo- se sume a Copper Mark, tanto para el proceso del Copper Mark, como también para Codelco. Copper Mark está inspirado en los Objetivos de Desarrollo Sustentable de las Naciones Unidas, y lo que hace es entregar un marco de garantía validado internacionalmente, que permite demostrar que la producción de cobre se realiza de manera responsable. El hecho de que el principal productor de cobre del mundo adhiera a estos principios de manera voluntaria y se sume a otros productores de cobre que operan en Chile como Antofagasta Minerals, BHP, Anglo American, Teck, que ya forman parte de este proceso, entrega una garantía para el país de que las principales mineras que operan en Chile tienen un compromiso concreto por la producción responsable y cumplen con altos estándares de sustentabilidad.

¿Desde cuándo se estaba trabajando con Codelco en su incorporación? ¿Qué implicó este proceso?

En abril del año 2019, cuando la International Copper Assotiation (ICA) lanzó la iniciativa Copper Mark al interior de la organización que agrupa a los principales productores de cobre, Codelco fue uno de los principales impulsores para su materialización. Distintos factores hicieron demorar la incorporación de Codelco, siendo tal vez el más relevante, las evaluaciones internas en sus operaciones sobre las implicancias de incorporarse a un proceso de certificación en donde participan terceros independientes y que involucran evaluaciones profundas a las prácticas en materias de sustentabilidad que realizan todas sus operaciones, su nivel de cumplimiento y las oportunidades de mejora. Este proceso requiere del apoyo transversal desde todos los niveles operacionales, ejecutivo y del directorio para su correcta implementación. En abril del año 2021 Codelco concretó la trazabilidad del 100% de su producción, y a partir de este hito se logró avanzar en la incorporación de la Corporación al Copper Mark.

¿Qué significa para la empresa sumarse a esta certificación internacional? ¿Cuáles serán sus próximos desafíos?

El proceso de certificación del Copper Mark exige el cumplimiento de 32 criterios en 5 importantes dimensiones. Estas son Negocios y Derechos Humanos, Comunidad y Territorio, Trabajo y Condiciones Laborales, Medio Ambiente y Gobernanza. A partir del compromiso realizado por Codelco, la Corporación tiene un plazo máximo de 2 años para completar el proceso de aseguramiento, que junto con incluir la carta de firma para su incorporación, incluye un proceso de evaluación interna, una verificación realizada por expertos independientes, el diseño de un plan de mejora continuo a partir de las brechas detectadas y una nueva re-evaluación para el cierre de las brechas detectadas.

Entre otros aspectos, considera compromisos concretos en temas como reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, gestión transparente del recurso hídrico, manejo de residuos y emisiones, salud y seguridad, gestión de relaves, protección a la biodiversidad, integridad en el gobierno corporativo, equidad de género, derechos humanos, transparencia y cierre de minas, entre otros aspectos. Cada tres años las empresas deben demostrar que siguen cumpliendo esos parámetros, mediante una reevaluación hecha por auditores independientes de Copper Mark o a través de estándares o certificaciones equivalentes y reconocidas tales como las certificaciones ISO 14001 y OHSAS 18001, entre otras de manera de evitar redundancia y burocracia a este proceso.

Codelco iniciará su proceso de certificación con la División El Teniente, una mina con más de 100 años de operación, lo que hace aún más significativo su incorporación al Copper Mark. Luego, espera obtener las certificaciones para todas sus operaciones para fines del 2023.

¿Se está trabajando con alguna otra minera nacional para que se sume a este programa?

Por supuesto. En la actualidad hay 35 operaciones de cobre a nivel mundial que forman parte del Copper Mark y 11 de ellas están en Chile. Las operaciones chilenas son mayoría, lo que grafica muy bien el compromiso de la minería del cobre de nuestro país por hacer una minería cada vez más verde y con mínimo impacto socio-ambiental, comprometidas con sus comunidades y su territorio. Sin embargo, aún faltan operaciones relevantes por incorporarse. Existen conversaciones con operaciones como Minera Collahuasi, Minera Sierra Gorda, Minera Candelaria, Caserones, Lomas Bayas, Carmen de Andacollo, entre otras, y esperamos además que se sumen en el futuro proyectos que entrarán en operación como Quebrada Blanca II, Nueva Unión, entre otros que están en pleno desarrollo.

Otro foco de desarrollo será la pequeña y mediana minería, y en ese plano ya hemos tenido acercamientos con Sonami para buscar fórmulas que permitan a estos mineros sumarse al Copper Mark.

¿Cómo ha sido reconocido este sello ante la industria global?

El reconocimiento ha sido muy grande. Dentro de los socios del Copper Mark figuran corporaciones de la talla de Ford, Intel, Siemens, Google, FLSmith, entre muchas otras que son parte integral de la cadena de valor del cobre. Hay una gran tracción a nivel de usuarios y de consumidores del cobre que quieren cuidar su reputación y vincularse con mineras que se comprometen y concretan un suministro responsable del cobre.

Complementariamente, hay organizaciones colaboradoras como Cesco, la Bolsa de Metales de Londres, la International Wrought Copper Council (IWCC), la Responsible Minerals Initiative (RMI), y las Asociaciones Industriales del Zinc, Níquel y Molibdeno, las cuales quieren seguir los pasos del Copper Mark. Junto a lo anterior, al interior del Directorio y el Comité Consultivo participan ONGs y expertos independientes en materias de trazabilidad y verificación de suministro de metales. Todo lo anterior hace que el proceso del Copper mark sea reconocido globalmente como un proceso sólido, transparente y transformador para la industria del cobre.

¿Cuáles son los próximos desafíos para Copper Mark?

Los siguientes desafíos apuntan a consolidar más miembros productores y consumidores. En el eslabón de producción, resulta clave sumar la producción de mina y fundición de China. Sobre todo, considerando que la capacidad de fundición china es por lejos la más importante del mundo y Chile es el principal exportador de concentrados de cobre hacia ese mercado.

La ecuación es muy simple. Si queremos que exista una trazabilidad y capacidad de verificación completa en la cadena de valor del cobre para que el metal rojo sea bienvenido en los mercados, requerimos de un trabajo integrado y colaborativo de todos los participantes de la cadena de valor, que incluye el eslabón chino. Este año está considerado la contratación de un ejecutivo del Copper Mark que estará basado en China para apoyar el proceso de integración de estos participantes en el Copper Mark.