NEWSLETTER

NEWSLETTER MAYO
NEWSLETTER ABRIL
 

Chile y Perú: Juntos por una minería más sostenible

Por Benjamín Quijandría, Director de SAMMI, Clúster Minero Andino de Perú

La minería es el sector que ha liderado el crecimiento económico del Perú y Chile durante los últimos 20 años, en ambos casos representa alrededor del 10% de su PBI (producto bruto interno), si le sumamos la actividad de las empresas proveedoras, en el caso del Perú, aumenta al 14% y en Chile al 17%. Por otro lado, el 60% de las exportaciones de ambos países son mineras, y juntos, representan el 40% de la producción global de cobre y un tercio de las reservas.

Respecto a la actividad futura, si sumamos las carteras de proyectos mineros de ambos países, estas superan los 130 mil millones de dólares. Y por si esto fuera poco, el sur del Perú y el norte de Chile, conforman un gran clúster minero.

De acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo– BID, la región latinoamericana tiene condiciones para transformarse en un hub de metales carbono neutros y de soluciones para una minería verde, debido a su competitiva estructura de costos y a su privilegiado acceso a energías renovables, soluciones basadas en la naturaleza y al hidrogeno verde, y Perú y Chile se encuentran en el epicentro de esas condiciones. Aquí, cabe señalar que este gran clúster minero binacional, cuenta con características climáticas privilegiadas para generar energías renovables, debido a la radiación solar más alta del planeta y a los fuertes vientos de la zona.

En este contexto, SAMMI – Clúster Minero Andino, organización que busca dinamizar el ecosistema minero de innovación en el Perú, viene trabajando en una serie de iniciativas con la Corporación Alta Ley de Chile, en el marco del convenio de colaboración que se firmó la semana pasada en el webinar “Chile y Perú: Juntos por una minería sostenible”, que tiene como objetivo impulsar la innovación tecnológica y promover mayores intercambios de conocimiento entre los ecosistemas mineros de ambos países.

Dentro de las actividades que ya nos encontramos desarrollando, está un espacio de relacionamiento entre empresas proveedoras mineras peruanas y chilenas, que busca generar redes de contacto, promover la asociatividad y la transferencia tecnológica, de esa manera, fortalecer las capacidades de exportación de este importante sector económico. Adicionalmente, la minería verde es un eje fundamental de este marco de colaboración, y en esa línea, se están estableciendo alianzas con actores públicos y privados de ambos países, para impulsar la adopción del hidrógeno verde en la minería, y un primer paso sería la formulación de un roadmap binacional.

La industria del hidrógeno verde puede ser un gran hito en ambos países en los próximos años, dado el alineamiento de los gobiernos y grandes corporaciones a nivel global, con el Acuerdo de Paris, y señales como las de Blackrock, el fondo de inversiones más grande del mundo, a través de la carta anual de su CEO, Larry Fink, a los CEO de las empresas que lo conforman, donde les recomienda alinearse con la transición hacia una economía carbono neutra. No en vano, el Gobierno de Chile espera que el mercado de hidrógeno verde sea casi tan importante como el del cobre en el año 2050.

Dado lo expuesto, es evidente que Perú y Chile comparten grandes desafíos y oportunidades para convertirse en un polo de innovación tecnológica y de soluciones carbono neutras para la minería en los próximos años, y se requerirá de grandes esfuerzos de colaboración pública y privada para aprovecharlos. Es momento de comenzar a trabajar juntos, por una minería más sostenible.