NEWSLETTER

NEWSLETTER SEPTIEMBRE
NEWSLETTER AGOSTO
 

BENCHMARK PROGRAMAS DE DESARROLLO DE PROVEEDORES MINEROS: ¿EN QUÉ POSICIÓN ESTÁ CHILE EN COMPARACIÓN CON PAÍSES REFERENTES?

Más conocidos como METS (proveedores mineros), este completo análisis desarrollado por la Corporación Alta Ley permite dilucidar qué tan avanzado o atrasado está nuestro país en relación a este tema y a otros países de liderazgo mundial.

Asimismo, se despejan dudas acerca de cómo los ecosistemas mineros habilitan o inhiben el desarrollo de proveedores mineros, la importancia de estos programas para los países a partir de indicadores como aporte al PIB, empleos generados, montos de exportaciones, gasto en I+D+i y otros. No se pierda este interesante informe y sus hallazgos en la siguiente entrevista.

¿Está Chile en una posición privilegiada o retrasada en cuanto a desarrollo de proveedores mineros? ¿Qué tanto propicia o inhibe esto la regulación actual? ¿Qué tan importante es esto para el crecimiento económico de Chile? Todas estas interrogantes quisieron responderse a través del primer “Benchmark sobre Programas de Desarrollo de Proveedores Mineros (METS)”, realizado por la Corporación Alta Ley. La idea surge hace 3 meses con el fin de establecer, principalmente, un análisis comparativo en torno al tipo de iniciativas existentes en países considerados referentes en este ámbito. “Uno de los aspectos más importantes que quisimos identificar con este análisis fue el tipo de programa de fomento, sus características principales y los montos asignados a cada programa por fuente de financiamiento, es decir, los presupuestos apalancados desde los estados, sector privado y/o alianzas público-privadas”, explica Guillermo Olivares, Líder de Proyectos Mineros de la Corporación Alta Ley y parte del equipo que desarrolló este informe. Cuenta que se investigaron además otros aspectos inherentes al desarrollo de esta investigación, como, por ejemplo, que tanto los ecosistemas mineros habilitan o inhiben el desarrollo de METS, la importancia de éstos para los países a partir de indicadores como aporte al PIB, empleos generados, montos de exportaciones, gasto en I+D+i y otros. “Además analizamos brevemente la influencia de los Tratados de Libre Comercio (TLC) en el desarrollo de METS (propiedad intelectual, políticas de contenido local, etc) e intentamos identificar buenas prácticas o casos de éxito con algún grado de aplicabilidad a la realidad chilena”.

La investigación completa les tomó cerca de 3 meses, durante los cuales revisaron papers, publicaciones y artículos técnicos, sitios web de estadísticas de los países y de asociaciones mineras y todo tipo de material que pudiera aportar. “En algunos casos, la información no estuvo disponible, ya sea porque los datos se encuentran agregados por industria y no necesariamente están separados en alguna categoría que pueda asociarse a los proveedores mineros (METS), o sencillamente, porque la información no existe”, enfatiza Guillermo Olivares, quien en esta entrevista profundiza acerca de los principales hallazgos de este Benchmark que de seguro será de gran utilidad para la industria y el país.

De acuerdo a lo investigado ¿Qué tan relevantes son los METS para la economía de Chile? ¿Qué ocurre en este aspecto en los otros países analizados?
A partir de los antecedentes disponibles, se desprende que los METS chilenos (proveedores mineros) son muy relevantes para la economía nacional, dado su aporte al PIB (7,4%), la generación de más de 1 millón de empleos directos e indirectos; y un número muy importante de empresas proveedoras para la minería (> 8.500 empresas), que pertenecen mayoritariamente, al segmento de las pequeñas y medianas empresas. Respecto a los otros países considerados en el análisis, como Australia o los países nórdicos, el aporte al PIB de los METS es en orden de magnitud, equivalente. En países con una mayor base industrial-tecnológica y diversificación productiva, como Estados Unidos, Japón o Canadá el aporte de los METS es menos relevante en términos relativos a su economía. En estos casos, mayores encadenamientos productivos “aguas abajo” y una industria metalúrgica y metalmecánica local consolidada son mucho más relevantes que la extracción de minerales.

Algo que surge inevitablemente al comparar las cifras, son los bajos montos de exportación de los proveedores chilenos con respecto a sus pares, lo que podría explicarse a partir de lo atractivo que resulta el mercado de insumos y servicios mineros en Chile y a los bajos incentivos que existen a nivel local para la exportación.

El gasto de I+D total de Chile es la quinta parte de países como Finlandia y Noruega, y es significativamente menor al realizado por países como Brasil, Australia, Canadá, Estados Unidos y Japón ¿Cómo se puede revertir esto?
Tanto a nivel de gastos absolutos como indicadores, las cifras son demoledoras en la comparación. Algo que fue recurrente en la revisión que desarrollamos es que la apuesta de los países incorpora mayores gastos en I+D de parte de los estados y una asociatividad permanente con la industria y las universidades y centros de investigación con una mirada de mediano y largo plazo. Lo anterior, permite de manera efectiva, un mayor apalancamiento de recursos desde el sector privado y en alianzas público-privadas.

Se observa en otros países una consistencia y continuidad de iniciativas en todo el ecosistema, especialmente de las empresas proveedoras, para aplicar la I+D a la generación de nuevos productos y servicios, o el mejoramiento de los productos y servicios existentes.

De acuerdo a lo analizado, ¿qué tan beneficiosa es la firma de tratados comerciales entre los países para la internacionalización de los proveedores mineros?
Los antecedentes disponibles muestran que, en general, la firma de tratados comerciales entre los países tiende a ser beneficiosa para la internacionalización de los proveedores mineros en la medida que se establecen acuerdos que no perjudican su desarrollo. Es bueno aclarar, además, que la firma de tratados comerciales no es condición suficiente para la internacionalización de los METS.
Es destacable la experiencia de Australia sobre iniciativas que incentivan a los proyectos al uso de capital humano, insumos y servicios locales, evitando incurrir en exigencias (en línea con los tratados internacionales correspondientes), a partir de los denominados planes AIP (Australian Industry Participation) que deben realizar las firmas. Este tipo de iniciativas y la definición de las METS como un sector prioritario por el gobierno, y apoyadas financieramente en un ecosistema colaborativo para la innovación y propicio para el desarrollo de empresas, ha permitido desarrollar encadenamientos productivos horizontales sin introducir directamente políticas de contenido local que contravengan los principios de los tratados comerciales firmados por Australia.

En general, ¿qué tan desarrollado está el sector de proveedores en Chile en comparación con el resto de los países? ¿Qué nos falta por mejorar o lograr? ¿En qué tenemos similitudes?
El sector de proveedores mineros en Chile es muy relevante y tiene una oferta atractiva para clientes mineros de otras partes del mundo. Sin embargo, creemos que, en línea con las metas de la hoja de ruta de la minería del cobre, necesitamos desarrollar un mayor número de proveedores de clase mundial que puedan hacer más diversificada y robusta su oferta exportable, incrementando los montos asociados a exportaciones de bienes, insumos y servicios mineros. La mayor similitud con los países considerados en el benchmark está dada por que Chile, al igual que Australia, Canadá y los países nórdicos tienen una larga tradición minera que les ha permitido acumular una serie de habilidades y conocimiento. En estos países, esta acumulación de conocimientos y habilidades, no solo se ha puesto al servicio del sector, sino que también se ha trasladado hacia otros sectores como la ingeniería, manufactura de equipos, maquinaria y servicios especializados para las compañías mineras y otros clientes finales.

Como mencionamos anteriormente, creemos que se requiere la definición de una estrategia de desarrollo de largo plazo para los proveedores y continuidad en apoyos focalizados para la obtención de créditos, alternativas de financiamiento o incentivos tributarios que apoyen a proveedores de empresas pequeñas para el desarrollo de sus capacidades de gestión comercial y de innovación, la generación de nuevos productos y servicios y el desarrollo de su capacidad exportadora. Solo por mencionar algunas cifras, en el ámbito del financiamiento público para programas de desarrollo de proveedores, internacionalización y financiamiento verde, Chile invierte el equivalente al 0,02% de su PIB, Australia, el 0,22% y Canadá, el 1,12%. Vale la pena destacar el anuncio que hiciera la compañía minera privada sueca LKAB el año pasado. Esta compañía anunció una inversión por US$ 46.000 millones para los próximos 20 años para desarrollar una industria minera carbono neutral y con estándares de sostenibilidad de clase mundial. De concretarse esta iniciativa, se generarán importantes oportunidades para proveedores en el ámbito de la minería verde.

En países como Canadá y Australia, los programas de financiamiento son transversales a todos los proveedores, sin una focalización evidente al sector de los proveedores mineros, sino más bien con un enfoque del tipo financiamiento “overarching” para el desarrollo de toda la industria. En este sentido, lo que se evidencia en el caso chileno son iniciativas exitosas, pero aisladas y discontinuas temporalmente, con la participación de algunas compañías y proveedores de la minería, que han tenido resultados favorables en términos de nuevos productos y servicios, y su posterior internacionalización. No obstante, lo anterior, el sector de proveedores locales está lejos de alcanzar a sus pares australianos, canadienses o nórdicos.

Descarga aquí el documento.