NEWSLETTER

NEWSLETTER NOVIEMBRE
NEWSLETTER OCTUBRE
 

ASTROMIN ESTUDIA LA RIQUEZA MINERAL DE LA LUNA, CUERPOS CELESTES Y DE LOS MÁS DE 950.000 ASTEROIDES DEL ESPACIO PARA FUTURA EXPLOTACIÓN MINERA

El recién inaugurado Instituto Chileno de Astrominería es la primera iniciativa chilena orientada a incentivar el desarrollo de nuevos sistemas de explotación minera con ingravidez, relacionada con los asteroides y cuerpos celestes cercanos a la Tierra.

Manuel Viera, presidente de Astromin, explica los principales objetivos y desafíos de este primer centro de estudio de minería espacial chileno y recalca que “los asteroides son verdaderas minas flotando esperando que las conquisten”.

En octubre de este año se inauguró Astromin, el primer Instituto Chileno de Astrominería. El centro, creado por la Cámara Minera de Chile y la Asociación Chilena del Espacio, tiene como misión ser el principal referente nacional e internacional en materia de investigación científica y tecnológica relacionadas con la exploración, explotación y fabricación de bienes de capital relacionadas con los asteroides y todo cuerpo celeste cercanos a la Tierra. También busca ser una plataforma de encuentro con científicos, profesores y profesionales en el manejo de recursos mineros y otras sustancias en la luna, asteroides y otros cuerpos celestes, representando así los intereses de la comunidad astrominera nacional.

Manuel Viera, Presidente de Astromin, explica que “muchos de los minerales están en vías de acabarse de aquí al 2050, por el consumo de las grandes potencias y por la demanda de electromovilidad y el cambio climático, lo que deja el desarrollo tecnológico de la humanidad sin materias primas. Por eso se debe mirar el espacio donde existen más de 950.000 asteroides ricos en distintos minerales de gran valor económico, cosa que ha despertado el apetito de multimillonarios del mundo, que tienen varios proyectos en desarrollo”.

En Astromin participan científicos, profesionales, académicos, estudiantes, proveedores de equipos mineros, y empresas mineras, y se tiene convenios con centros espaciales de todo el mundo como la NASA, el Centro Europeo del Espacio, entre otros.

Viera dice que “la idea es crear un laboratorio de investigación científica y tecnológico junto a proveedores de equipos de perforación, carga y transporte para diseñar los equipos que se necesitan para explotar los cuerpos celestes con ingravidez, alta radiación y la falta de una atmósfera adecuada para el ser humano, y así poder abastecer de minerales que existen en abundancia en la Luna, Marte y asteroides a la industria tecnológica, electromovilidad, y de esta manera combatir el cambio climático”.

¿Porque nació ASTROMIN?
Astromin nació ante la imperiosa necesidad de la escasez de las materias primas que al 2050 -según el informe de las Naciones Unidas- se agotarán por la creciente demanda de minerales que exige el desarrollo de la electromovilidad y el cambio climático.

Además, Chile es uno de los pocos países que aún no tiene una política espacial definida, y que tampoco tiene una política de Astrominería, como sí lo tienen nuestros vecinos y otros países del continente.

Astromin llenará un espacio no aprovechado por la gran experiencia minera que Chile posee en la Tierra y que se puede aprovechar en el espacio ultraestelar.

Los asteroides son verdaderas minas flotando esperando que las conquisten. Poseen grandes concentraciones de minerales tales como agua, fosforo, Zn, estaño, Ag, Au, platino, Cu, fe, níquel, rodio, iridio, entre otros.

¿Cuál es la importancia de contar con un Instituto de Astrominería en Chile? ¿Cuál será su aporte para la minería y el país?
La importancia de contar con un Instituto Chileno de Astromineria es estratégico, es geopolítico, es espacio político, es una obligación, ya no es opción, pues países vecinos, y del continente, ya partieron y Chile está atrasado en la conquista, investigación I&D y desarrollo de nuevos sistemas de explotación minera con ingravidez. Las universidades ya han cambiado sus mallas curriculares incorporando la astrominería como casos de estudios para formar los nuevos profesionales del futuro.

Otra importancia es que Chile tiene ventajas competitivas con otros países, pues tiene los mayores observatorios astronómicos del mundo, tenemos el Desierto de Atacama que tiene un suelo muy similar al de la Luna y Marte. Se cuenta con capital humano y universidades de prestigio para apoyar la creación del primer laboratorio de Astrominería de Latinoamérica, en donde proveedores de equipos mineros podrán hacer pruebas de los nuevos diseños de equipos para trabajar en la Luna, Marte y Asteroides.

¿Existe alguna institución de este tipo en otra parte del mundo? ¿Cómo ha sido su experiencia?
Sí, ya existen centros de estudios espaciales, relacionados con minería espacial. Solo EEUU, junto a la NASA y las universidades de Arizona y Colorado School of Mine están adelantados y están formando astro geólogos, Astro mineros, astrometalúrgicos, astro mecánico y astro robotización. Chile pasaría a la vanguardia en este tipo de estudios.

¿Cómo Astromin puede contribuir a fomentar y potenciar una minería más verde, inclusiva y sustentable?
Hoy en día la extracción y explotación de minerales como carbón, fierro, cobre, níquel, metálicos y no metálicos producen perturbaciones en la naturaleza y la Astrominería permite eliminar todo tipo de contaminación, pues toda la actividad se hace en el espacio ulterior, sin dejar ningún residuo en la tierra.

Además, este tipo de minería puede generar energías más limpias con el Helio 3 abundante en la Luna y en los Asteroides. Por lo tanto, con la aplicación de las técnicas modernas de Minería Óptica se podría explotar, cosechar y fabricar todo lo que la humanidad necesita aprovechando solo la energía solar y sin dañar nada la tierra.

La Minería Planetaria es un nuevo concepto en hacer minería sustentable, en la que hay absoluto respeto por la naturaleza y los seres vivos que allí habitamos.

¿Cuáles son los planes a corto y mediano plazo que tiene este instituto?
Nuestro plan de acción es firmar los acuerdos respectivos con los mayores centros de estudios espaciales del mundo para que se integren a las investigaciones de las nuevas ciencias aeroespacial de Astrominería, y para diseñar los equipos que el espacio requiere con ingravidez y alta radiación solar. También esperamos contar con las principales universidades de Chile y del extranjero para trabajar con ellos los desafíos de Astromin.